Wu wei, el arte de la no acción

Wu wei (無為) es un principio clave de la filosofía del taoísmo que sugiere que la mejor manera de lograr una meta, es permitir que las cosas sucedan según su curso natural.

¿Qué es wu wei?

En chino, wu wei significa “no hacer” o “inacción”, pero no se refiere a no actuar, sino a actuar sin esfuerzo, siguiendo el flujo natural de las cosas, sin forzar el Dao, o camino.

Aunque parece una manera pasiva de vivir, en realidad es todo lo contrario, porque cumplir con el principio de wu wei requiere que estemos constantemente conscientes de nuestro entorno y que tomemos decisiones basadas en lo que observamos para encontrar la armonía con el mundo que nos rodea.

Wu wei significa seguir el curso natural de las cosas, estar en armonía con nuestro entorno y hacer las cosas con un estado de concentración para lograr que las cosas fluyan. Significa estar conectados con el mundo natural y esforzarnos por ser flexibles y actuar con espontaneidad, habilidad y eficacia.

Wu wei significa soltar el control y permitir que las cosas sucedan naturalmente. Se trata de confiar en el proceso y soltar la necesidad de controlarlo todo, lo que nos permite encontrar a nuevas posibilidades y nuevas oportunidades.

La historia de wu wei

El concepto aparece en el Dao De Jing, en donde se dice que “el Dao no actúa y sin embargo, no queda nada sin ser hecho”, y es también una base medular del Libro de los Cambios o Yi jing.

Con el tiempo, el principio de wu wei se convirtió en un principio clave de la filosofía y la cultura china, estrechamente relacionado con el concepto taoísta de armonía con la naturaleza, lo que significa vivir de acuerdo con el Dao, o el orden natural de las cosas. Cuando vivimos en armonía con la naturaleza, podemos fluir con los ritmos y ciclos naturales de la vida.

Pero si bien la historia de wu wei se remonta a la antigua China, el principio sigue siendo relevante hoy en día.

La filosofía de wu wei

El concepto de wu wei parte del entendimiento de que todo está interconectado y que al realizar acciones fuera del orden natural de las cosas, inevitablemente perturbamos el equilibrio del universo. 

El principio de wu wei nos enseña la importancia de seguir los procesos naturales de acuerdo a su ritmo, y de tal forma no ir a contracorriente; nos invita a ser como el bambú que se dobla con el viento o como el agua que se adapta al recipiente que la contiene.

Implica dejar ir ideas preconcebidas de cómo debe ser la realidad, sin forzar violentamente las cosas, y en su lugar, actuar en el momento y la forma adecuadas, pues solo de esta manera podemos interactuar con nuestro entorno de forma armoniosa, sin esforzarnos de forma innecesaria o contraproducente.

Esta sabiduría nos exige tener conciencia plena de nuestro entorno, saber identificar el momento preciso y actuar de acuerdo al flujo natural de las cosas, dejar de lado nuestros apegos y deseos impulsados por el ego y en cambio concentrarnos en lo que realmente importa. 

Esto significa que no debemos tratar de imponer un plan, modelo o prejuicio, sino ajustarnos a la situación como se nos presenta, sin rigidez ni ansiedad.

Cuando estamos alineados con este principio entendemos que no se trata de controlar la realidad, sino nuestra propia mente y emociones, lo que si bien a veces representa un gran esfuerzo de autocontrol, también nos ayuda a alcanzar una transformación profunda en nuestra manera de ver y vivir la vida, pues poner en práctica el principio de wu wei significa que a través de una persistencia gentil podemos conseguir ser débiles para ser fuertes, ser flexibles para vencer las resistencias, los obstáculos y los problemas; alcanzar un estado de vida sin esfuerzo, partiendo de la idea de que cuando estamos en armonía con el mundo que nos rodea, todo se vuelve más fácil porque sigue su propio curso. 

¿Cómo aplicar el principio de wu wei a la vida cotidiana?

Para lograr poner en práctica el principio de wu wei, es importante primero reflexionar a profundidad lo que implica el concepto. Wu wei busca estar en armonía con el flujo natural de las cosas y no forzarlas, evitar interferir en su orden natural. Esto se puede lograr viviendo en el momento presente y siendo consciente de tus propios pensamientos, acciones y palabras.

También es importante dejar de lado los apegos y las expectativas. Los apegos conducen a deseos que pueden resultar en frustración y decepción. Únicamente cuando sueltas los apegos, eres capaz de vivir más libre y espontáneamente. Esto no significa que no debas tener metas u objetivos, sino que debes desvincularte de su resultado.

Otro elemento clave de wu wei es aceptar las cosas como son. Esto no significa que debas tolerar todo lo que sucede, sino que debes reconocer la realidad como algo que está en constante transformación. 

Finalmente, es importante recordar que wu wei es un estado mental más que cualquier otra cosa. No es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana: se necesita tiempo y práctica para aquietar la mente y desarrollar una perspectiva más introspectiva. 

Cuando dejamos de lado la necesidad de controlar todo y simplemente permitimos que las cosas se desarrollen naturalmente, podemos encontrarnos en un estado de flujo donde todo se siente sin esfuerzo, lo que puede ayudarnos a vivir de forma más consciente, satisfactoria y plena. Esto a su vez puede conducirnos a tener una mayor creatividad, ayudarnos a reducir la velocidad en nuestra acelerada vida, el estrés y la ansiedad, y concentrarnos en lo que es verdaderamente importante en la vida.

¿Conocías este concepto? Cuéntanos en los comentarios qué te parece y si has tenido la oportunidad de ponerlo en práctica.

Para conocer más:

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *